Embarazo y parto

¿Afectan el embarazo y el parto el control de la vejiga?
Sí, pero no se asuste. Si pierde el control de la vejiga después del parto, el problema por lo general se resuelve por sí mismo. Los músculos necesitan un tiempo para recuperarse.

¿Cuándo necesita ayuda médica?
    Si el problema persiste después de seis semanas, hable con     su médico. Sin tratamiento, la pérdida de control de la vejiga     puede traerle consecuencias a largo plazo. La salida     involuntaria de orina también puede indicar alguna anomalía en     su organismo.

    El problema de control de la vejiga no siempre se presenta     inmediatamente después del parto. Algunas mujeres     empiezan a tener problemas más tarde, a menudo después     de los 40 años de edad. Después del tratamiento, la mayoría     de las mujeres recuperan el control de la vejiga. Recuperar el     control la ayudará a disfrutar de una vida feliz y saludable.

¿Se pueden prevenir los problemas de control de la vejiga?
Sí. Las mujeres que ejercitan ciertos músculos de la pelvis tienen menos problemas más adelante. Esos músculos se llaman músculos del suelo de la pelvis. Si está planeando tener un hijo, hable con su médico. Pregúntele si debe hacer ejercicios para esos músculos. Los ejercicios después del parto también le ayudan a prevenir los problemas de la vejiga en la edad madura.

Ver ejercicios de Kegel - Ver consejos higiénico-dietéticos

¿Qué tienen que ver el embarazo y el parto con el control de la vejiga?
El aumento de peso y de presión durante el embarazo pueden debilitar los músculos del suelo de la pelvis. Otros cambios durante el embarazo y el parto también pueden causar problemas:

  • cambio de posición de la vejiga y de la uretra
  • parto vaginal
  • episiotomía (es el corte quirúrgico que se hace en el músculo para facilitar la expulsión del bebé durante el parto)
  • lesión de los nervios de la vejiga

Recuerde:

  • Los problemas temporales de control de la vejiga son comunes durante el embarazo.
  • Ejercitar los músculos del suelo de la pelvis puede ayudarla a prevenir los problemas de control de la vejiga.
  • Los problemas de control de la vejiga pueden aparecer meses o años después del parto. Si esto sucede, hable con su médico