Preguntas y Respuestas
  1. ¿Por qué hablar del control de la vejiga?
  2. ¿Cuáles son los componentes del sistema de control de la vejiga?
  3. ¿Qué hacen los músculos para el control de la vejiga?
  4. ¿Cómo funciona el control de la vejiga?
  5. ¿La incontinencia urinaria sólo se produce en personas mayores?
  6. ¿Qué tipos de incontinencia hay?
  7. ¿Qué debo hacer si sufro de incontinencia?
  8. ¿Por qué es tan difícil hablar sobre el control de la vejiga?
  9. ¿Qué debe preguntar usted sobre la incontinencia urinaria?
  10. ¿Hay causas curables de incontinencia urinaria?
  11. ¿Cuáles son los síntomas de que puedo estar padeciendo una incontinencia urinaria?
  12. ¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria?
  13. ¿Es cierto que según el tipo de incontinencia urinaria el tratamiento varía?
  14. ¿Se puede prevenir la incontinencia urinaria?
  15. Me han diagnosticado una incontinencia por urgencia. ¿Qué ejercicios me recomienda?
  16. ¿Cómo sé si estoy haciendo bien los ejercicios del piso pélvico?
  17. ¿Afectan el embarazo, el parto y la menopausia a la incontinencia urinaria?
  18. ¿La incontinencia empeorará según vaya envejeciendo?
  19. En ocasiones pierdo un poco de orina pero no me molesta. ¿Es anormal? ¿Necesito tratamiento?
  20. ¿Qué medidas puedo tomar en relación con mi incontinencia antes de ir al médico?
  21. Estoy tomando medicamentos ¿puede estar alguno causando mis pérdidas de orina?
  22. ¿Cómo pueden causar los medicamentos la salida involuntaria de orina?
  23. ¿Existen alimentos o bebidas que alteren la función de la vejiga?
  24. ¿Qué puedo esperar de los tratamientos mínimamente invasivos para la incontinencia urinaria?
  25. Ahora estoy bien. ¿Qué puedo hacer para evitar tener incontinencia en el futuro?
  26. ¿Por qué hacer ejercicios para los músculos de la pelvis?
  27. ¿Qué músculos se deben ejercitar unos minutos al día?
  28. ¿Cómo hacer los ejercicios para los músculos de la pelvis o ejercicios de Kegel?

  1. ¿Por qué hablar del control de la vejiga?


    Parece simple, pero el buen control de la vejiga requiere el      trabajo conjunto de varios órganos, músculos y nervios de      su  organismo.


    Todas las mujeres necesitan entender cómo funciona el      sistema de control de la vejiga.

                                                                              Arriba
  2. ¿Cuáles son los componentes del sistema de control de la vejiga?
    La mayor parte del sistema de control de la vejiga se encuentra dentro de la pelvis.
    Póngase de pie con las manos en las caderas. Los huesos que está tocando son los huesos de la pelvis. La pelvis tiene la forma de un gran tazón y sus manos se apoyan en el borde del mismo. El fondo del tazón se encuentra entre las piernas y está formado por músculos.

    Dentro de la pelvis hay cuatro estructuras muy importantes:

    El sistema de control de la vejiga
    • La vejiga es un músculo en forma de globo. Sirve de reservorio para la orina.
    • La uretra es un conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior.
    • Dos músculos del esfínter que hacen que la uretra se abra y se cierre.

    El aparato reproductor femenino
    • El útero, o matriz, es el órgano del cual sale la menstruación y en donde crecen los bebés antes de nacer.
    • La vagina es un canal por donde sale del cuerpo la sangre de la menstruación y por donde nacen los niños.

    El aparato digestivo
    • El recto es la zona por donde sale la materia fecal.
    • El ano es la abertura del recto por donde sale la materia fecal

                                    

                                                                                                               Arriba
  3. ¿Qué hacen los músculos para el control de la vejiga?
    Hay tres grupos de músculos para el control de la orina. El primero es la vejiga que es un músculo por sí mismo. El segundo son los músculos del esfínter que hacen que la uretra se abra y se cierre. Y el tercer grupo son los músculos que están en la parte inferior de la pelvis, que se llaman músculos del suelo de la pelvis. Estos sostienen el útero, el recto y la vejiga.

    A veces, los músculos de la pelvis se estiran y se debilitan. Cuando esto pasa, los órganos de la pelvis se bajan y es entonces cuando las mujeres tienen problemas para retener la orina. Afortunadamente, ejercitar los músculos de la pelvis a menudo hace que estos vuelvan a fortalecerse otra vez.

    Algunas veces los nervios se lesionan durante el parto u otros acontecimientos. Los nervios lesionados mandan señales a los músculos de la vejiga para que expulsen la orina en el momento inoportuno. El tratamiento médico puede ayudar a las mujeres que tienen este problema.


    Tener control de la vejiga significa que usted orina sólo cuando quiere hacerlo. Para tener un buen control de la vejiga, todos los componentes del sistema deben actuar en conjunto:
    • Los músculos de la pelvis deben sostener la vejiga y la uretra.
    • Los músculos del esfínter deben abrir y cerrar la uretra.
    • Los nervios deben controlar los músculos de la vejiga y del suelo de la pelvis.

                                                                                                               Arriba
  4. ¿Cómo funciona el control de la vejiga?

    La vejiga es un músculo en     forma de globo. Mientras que     la vejiga está llena de orina el     músculo está relajado. Cuando     va al baño, el músculo se     contrae para expulsar la orina     de la vejiga.

    Dos músculos del esfínter     rodean a la uretra que es un     conducto membranoso. La orina     sale por este conducto. Los     esfínteres mantienen cerrada la     uretra apretándola como     si     fueran bandas elásticas.     Los     músculos del     suelo de     la pelvis que están debajo de la     vejiga también ayudan a     mantener cerrada la uretra.


    Cuando la vejiga está llena, los nervios que se encuentran en ella mandan señales al cerebro. Es cuando usted siente ganas de orinar.

    Una vez que llega al baño, el cerebro manda una señal a los esfínteres y a los músculos del suelo de la pelvis para que se relajen. Esto permite que la orina salga a través de la uretra. El cerebro también manda una señal a la vejiga para que se contraiga y expulse la orina.
                                                                                                               Arriba
  5. ¿La incontinencia urinaria sólo se produce en personas mayores?
    La incontinencia urinaria no es un resultado inevitable de la edad, pero es sobre todo común en las personas mayores. A menudo, se debe a cambios específicos en la función del cuerpo como consecuencia de enfermedades, la toma de medicamentos o el inicio de una enfermedad. Algunas veces es el primer y único síntoma de infección del tracto urinario.

    Este problema es por lo menos dos veces más común en las mujeres que en los hombres.

                                                                                                               Arriba
  6. ¿Qué tipos de incontinencia hay?
    La mayor parte de los problemas del control de la vejiga se producen cuando los músculos del suelo de la pelvis son débiles o son muy activos. También puede haber problemas cuando las señales nerviosas no funcionan correctamente. Hay varios tipos de incontinencia: de estrés, de urgencia, por rebosamiento y funcional.

    E l tipo de IU más común en las mujeres es la incontinencia por esfuerzo-estrés, en la que se pierde orina al levantar cosas, hacer ejercicios, toser, estornudar o reír. Es causada por músculos de la pelvis en descanso que pueden haberse estirado o desgarrado durante el embarazo.

    La incontinencia por urgencia es la incapacidad para controlar la orina una vez que le vienen ganas de orinar. No tiene tiempo para llegar al baño. Ocurre con frecuencia en las personas con la enfermedad de Parkinson o en personas que han sufrido derrames cerebrales o que tienen esclerosis múltiple. También puede ocurrir en personas sanas.


    La incontinencia por rebosamiento es más común en hombres mayores cuando la próstata se agranda y hace presión contra la uretra. (La uretra es el tubo que transporta hacia afuera la orina de la vejiga.) Esto hace que se derrame un poco de orina de la vejiga, ya que ésta no se vacía nunca por completo y con frecuencia está llena.

    Ver tipos de IU
                                                                                                               Arriba
  7. ¿Qué debo hacer si sufro de incontinencia?
    Hable con su médico. A veces es posible tratar la incontinencia con un médico de atención primaria, y otras veces es necesario consultar a un urólogo o ginecólogo especialista en el tratamiento de la incontinencia. Puede ayudar al médico si lleva una lista de sus medicamentos a la consulta.

    Antes de la consulta es buena idea registrar durante dos a cuatro días la cantidad y el tipo de líquidos que consume, la cantidad de veces que orina y la cantidad de episodios de incontinencia que tiene.
                                                                                                               Arriba
  8. ¿Por qué es tan difícil hablar sobre el control de la vejiga?
    Usted puede sentirse incómoda hablando sobre un asunto tan personal. O, como muchas mujeres, usted puede sentirse avergonzada de haber perdido el control de la vejiga. Pero cuando usted aprenda que esto es un problema médico, usted se dará cuenta de que no es culpa suya. Millones de mujeres tienen el mismo problema.

    Su médico puede ayudarle. Casi todo el mundo que sufre de un problema de control de la vejiga puede recibir ayuda. Usted necesita hacerle preguntas a su médico. Y su médico necesita hacerle algunas preguntas a usted. Hablando, usted descubrirá:
    • por qué usted tiene un problema de control de la vejiga
    • cuál es el tratamiento adecuado para usted

    Aunque usted se sienta incómoda hablando de este tema, depende de usted dar el primer paso. Algunos médicos no tratan problemas de control de la vejiga, así es que ellos no preguntan. Otros esperan que usted mencione el tema primero.
    Debido a que los problemas de control de la vejiga son comunes, su médico probablemente ha escucahado varias historias similares a la suya. Si su médico no trata problemas de control de la vejiga, pídale que le recomiende a alguien que pueda ayudarle.

    La buena noticia es que la mayor parte de las mujeres con problemas de control de la vejiga pueden mejorar con la ayuda de su equipo de atención de salud.

                                                                                                               Arriba
  9. ¿Qué debe preguntar usted sobre la incontinencia urinaria?
    Estas preguntas pueden ayudar a su médico a encontrar la causa de su problema de control de la vejiga:
    • ¿Me puede causar problemas en la vejiga la comida o bebida que consumo     de costumbre?
    • ¿Me pueden causar problemas de control de la vejiga los medicamentos     (con receta o de venta sin receta) que actualmente estoy tomando?
    • ¿Pueden otros padecimientos médicos causar         pérdida de control de la vejiga?
    • ¿Qué tratamientos hay para recuperar el         control de la vejiga? ¿Cuál es el mejor para mí? 
    • ¿Puede usted ayudarme o puede decirme a         quién otro debo ver?


                                                                                                               Arriba
  10. ¿Hay causas curables de incontinencia urinaria?
    La incontinencia puede ser causada, o agravarse, por un simple problema que se puede corregir. Por ejemplo, puede tener un problema como:
    • estreñimiento
    • irritación debido a una infección
    • una piedra en la vejiga
    • usar diuréticos
    • tejidos que se hacen más finos por falta de estrógeno (sobre todo después de la menopausia) y que pueden debilitar el músculo de la uretra.

    La incontinencia llamada funcional ocurre con control normal de la vejiga, pero la persona puede tener artritis o algún otro problema que dificulta llegar a tiempo al cuarto de baño.

                                                                                                               Arriba
  11. ¿Cuáles son los síntomas de que puedo estar padeciendo una incontinencia urinaria?
    Los síntomas pueden ser de diversos tipos:
    • Pérdida de orina mientras hace ejercicios, ser ríe, tose, estornuda o levanta    cosas
    • Pérdida de orina en forma de goteos frecuentes
    • Incapacidad para mantener la orina el tiempo suficiente como para llegar al    baño
    • Sigue perdiendo orina después de haber orinado
    • Olor desagradable a orina en la ropa y en la casa.
                                                                                                               Arriba
  12. ¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria?
    Si usted presenta un problema de IU, en primer lugar debe pedir consulta a su médico de atención primaria. Si lo considera adecuado, éste le derivará a un urólogo o ginecólogo.

    Para realizar el diagnóstico de su problema, su médico le realizará una historia clínica completa y le preguntará por sus síntomas Su médico debería preguntarle acerca de su salud en general, las posibles enfermedades que tenga o haya tenido, los medicamentos que esté tomando, las intervenciones quirúrgicas que se le hayan realizado, y antecedentes de embarazo en las mujeres. También se le preguntará con qué frecuencia vacía la vejiga, cuándo y cómo pierde orina.

    Posteriormente su médico le realizará un examen físico buscando señales de cualquier hecho que pueda estar causando la incontinencia y pruebas de esfuerzo (tos habitualmente) para valorar la pérdida de orina.

    También puede recomendar otros exámenes, tales como: análisis de orina, análisis de sangre, ecografía (para ver el aparato urinario desde el exterior), cistoscopia (para ver la vejiga desde el interior), estudio urodinámico (para medir el funcionamiento de la vejiga, precisa el uso de pequeños tubos que se introducen en la vejiga a través de la uretra).

    Se le puede pedir y es recomendable que lleve un diario miccional durante unos días, un gráfico de la vejiga para registrar las veces que usted va al baño, cuánta orina elimina y cuánta pérdida hay antes de ir al baño. Esto puede mostrar la severidad de la incontinencia que usted sufre.
                                                                                                               Arriba
  13. ¿Es cierto que según el tipo de incontinencia urinaria el tratamiento varía?
    Sí. El tratamiento depende del tipo de la incontinencia y de la causa del problema. El tratamiento para la incontinencia urinaria puede ser:

    • Ejercicios de Kegel para reforzar los músculos debilitados de la pelvis en las    mujeres. Los músculos también se pueden reforzar con cirugía. Ver más
    • Medicamentos que refuerzan el músculo de la uretra, estimulan la vejiga para    vaciarla, relajan una vejiga irritable o tratan una infección.
    • Entrenamiento de la vejiga, que le enseña a vaciar la vejiga a ciertas horas    fijas en vez de esperar a que le vengan ganas.
    • Pañales para incontinencia, disponibles en todos los tamaños y grados de    absorción, para disminuir la probabilidad de accidentes.
    • Cirugía en los casos de incontinencia de esfuerzo
                                                                                                               Arriba
  14. ¿Se puede prevenir la IU?
    Es posible que no pueda prevenir la incontinencia urinaria antes de que se produzca porque es un síntoma de posibles problemas más que una condición causada por un solo problema. Por eso, es tan importante que hable con su médico sobre la incontinencia.

    Mucha gente se puede beneficiar haciendo los ejercicios llamados de Kegel, que fortalecen los músculos inferiores de la pelvis.

                                                                                                               Arriba
  15. Me han diagnosticado una incontinencia por urgencia. ¿Qué ejercicios me recomienda?
    Si tiene incontinencia por urgencia, el entrenamiento de su vejiga puede ser un tratamiento que mejore su situación. En vez de esperar a que la vejiga le dé la señal de orinar (que para muchas personas ya es tarde), fíjese un horario para vaciar la vejiga. Vaya al baño 20 a 30 minutos después de cada comida, por lo menos dos veces entre comidas y antes de ir a dormir. Puede usar un despertador para recordarle. Ajuste el horario al ir dándose cuenta de cómo funciona su vejiga. Si hace falta, use pañales de incontinencia. Cámbielos con frecuencia.
                                                                                                               Arriba
  16. ¿Cómo sé si estoy haciendo bien los ejercicios del piso pélvico?
    Al hacer los ejercicios del piso pélvico sólo se debe mover el piso pélvico. Los músculos del piso pélvico se contraen como si deseara detener la micción antes de terminar de expulsar la orina o como si deseara detener la expulsión de gases. Los músculos del abdomen, los glúteos y las piernas no deben contraerse. Puede hacer estos ejercicios frente a un espejo o colocando una mano sobre los músculos abdominales o de los glúteos para darse cuenta si está contrayendo algún músculo que no debería contraer. Si los ejercicios se hacen bien es posible hacerlos en cualquier lado. Existen instrucciones escritas disponibles de grupos de apoyo o puede solicitárselas a su médico. Ver ejercicios de Kegel

                                                                                                               Arriba
  17. ¿Afectan el embarazo, el parto y la menopausia a la incontinencia urinaria?
    Sí.
    Durante el embarazo, el peso adicional y la presión del futuro bebé pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, lo que afecta su habilidad para controlar su vejiga. A veces la posición de su vejiga y de su uretra pueden cambiar debido a la posición del bebé, lo que puede causar problemas. El parto vaginal y una episiotomía (el corte en el músculo que facilita la salida del bebé) pueden debilitar los músculos de control de la vejiga. Además, el embrazo y el parto pueden causar daños a los nervios de control de la vejiga.

    Después del parto, el problema de la incontinencia urinaria suele desaparecer por sí solo. Pero si aún sigue teniendo problemas 6 semanas después del parto, hable con su médico. Los problemas de control de la vejiga no siempre aparecen inmediatamente después del parto. Algunas mujeres no tienen problemas de incontinencia hasta que llegan a los 40 años de edad.

    La menopausia puede causar problemas de control de vejiga para algunas mujeres. Durante la menopausia, las hormonas femeninas o estrógenos comienzan a disminuir. La falta de estrógenos hace que sus músculos de control de la vejiga se debiliten. los estrógenos controlan la forma en que su cuerpo madura, sus períodos menstruales, y los cambios corporales durante el embarazo y el amamantamiento. El estrógeno también ayuda a mantener grueso y saludable el revestimiento de la vejiga y la uretra.
                                                                                                               Arriba

  18. ¿La incontinencia empeorará según vaya envejeciendo?
    No necesariamente empeorará, pero tampoco mejorará sin tratamiento. Con la edad puede disminuir la cantidad de orina que puede almacenar la vejiga. El envejecimiento puede hacer que el chorro de la orina sea más flojo y puede hacer que usted sienta el deseo de orinar con mayor frecuencia. Esto no significa que usted va a tener incontinencia urinaria simplemente porque está envejeciendo. Con tratamiento puede controlarse o curarse.
                                                                                                               Arriba

  19. En ocasiones pierdo un poco de orina pero no me molesta. ¿Es anormal? ¿Necesito tratamiento?
    Cualquier pérdida de orina es anormal. Si la incontinencia evita que haga las actividades que quiere hacer debería considerar solicitar una valoración por su médico. Si bien los dispositivos absorbentes pueden evitar situaciones embarazosas, existen otras opciones de tratamiento actualmente disponibles que pueden eliminar la necesidad de utilizar esa protección.
                                                                                                               Arriba
  20. ¿Qué medidas puedo tomar en relación con mi incontinencia antes de ir al médico?
    Puede orinar cada dos o tres horas durante el día, beber entre seis y ocho vasos de agua, evitar sustancias irritantes de la vejiga (por ejemplo, café, té, bebidas de cola, chocolate y zumos de frutas ácidas), evitar el estreñimiento y realizar ejercicios del suelo pélvico.
                                                                                                               Arriba
  21. Estoy tomando medicamentos ¿puede estar alguno causando mis pérdidas de orina?
    Hay ciertos tipos de medicamentos que pueden causar o exacerbar la incontinencia urinaria. Estos medicamentos incluyen a los diuréticos, los sedantes, los narcóticos, los antidepresivos, los antihistamínicos, los bloqueantes de los canales del calcio y fármacos alfa-bloqueantes. Pero nunca deje de tomar un medicamento sin consultarlo con su médico.

                                                                                                               Arriba
  22. ¿Cómo pueden causar los medicamentos la salida involuntaria de orina?
    La salida involuntaria de orina puede suceder cuando los medicamentos que usted toma afectan cualquiera de estos músculos o nervios. Por ejemplo, los medicamentos para tratar la hipertensión arterial pueden hacer que los músculos de los esfínteres se contraigan o se relajen mucho. Los medicamentos para tratar el resfriado pueden tener el mismo efecto.
                  
    Usted puede estar tomando medicinas para calmar los nervios con el fin de poder dormir mejor o relajarse. Estos medicamentos pueden insensibilizar los nervios de la vejiga y evitar que envíen las señales nerviosas al cerebro de que la vejiga está llena. Sin esta señal y la urgencia para orinar, la vejiga se rebosa. Las bebidas alcohólicas pueden hacer que esos nervios se debiliten.

    Los diuréticos eliminarán los líquidos de las zonas   edematosas del cuerpo y los envían a la vejiga. Esto   puede ocasionar la salida involuntaria de orina ya que la   vejiga se llena más rápido que de costumbre. Las   bebidas que contienen cafeína, como el café y las   bebidas de cola, tienen el mismo efecto. Algunos   alimentos como el chocolate también pueden ocasionar   problemas de control de la vejiga.
                               

                                                                                                               Arriba
  23. ¿Existen alimentos o bebidas que alteren la función de la vejiga?
    Si, existen varias sustancias irritantes para la vejiga, la más habitual es la cafeína. No todos los pacientes incontinentes son sensibles a los mismos alimentos y bebidas. La única forma de saber si la dieta es un factor que contribuye a la incontinencia es eliminar los posibles irritantes y observar si la incontinencia mejora. Otros de los irritantes más comunes de la vejiga son: el alcohol, las bebidas con gas, el chocolate, los cítricos, el tomate y los zumos de frutas ácidas.
                                                                                                               Arriba
  24. ¿Qué puedo esperar de los tratamientos mínimamente invasivos para la incontinencia urinaria?
    Los tratamientos mínimamente invasivos pueden lograr una mejoría de la incontinencia, pero no necesariamente la cura. Además la mejoría normalmente no sucede de un día para otro. Se necesita tiempo para corregir y adaptarse a los cambios en el patrón de comportamiento.

    Los resultados de los ejercicios del suelo pélvico pueden tardar hasta seis meses en manifestarse.

    El tratamiento con medicamentos puede tener un resultado inmediato en algunos pacientes, pero en otros puede no observarse efecto alguno durante aproximadamente cuatro semanas. La incontinencia urinaria también puede volver a aparecer después de haber sido tratada. El empleo mantenido en el tiempo de las técnicas de modificación del patrón de comportamiento, la práctica de estrategias preventivas (como orinar con frecuencia, hacer ejercicios del suelo pélvico, evitar el estreñimiento, evitar sustancias irritantes de la vejiga y beber cantidades adecuadas de agua). Así como la continuación o reinicio de un tratamiento con medicamentos puede ayudar a evitar la reaparición de la incontinencia.
                                                                                                               Arriba
  25. Ahora estoy bien. ¿Qué puedo hacer para evitar tener incontinencia en el futuro?
    • Infórmese sobre la incontinencia. enlace
    • Practique “Buenos Hábitos Urinarios”.
    • Tome bastante líquidos (por lo menos 8 vasos al día).
    • Evite el estreñimiento.
    • No vaya al baño sin necesidad.
    • Los ejercicios del suelo pélvico son convenientes para todo el mundo como    manera de prevenir problemas.
    • Mantenga una vida activa y saludable.
                                                                                                               Arriba
  26. ¿Por qué hacer ejercicios para los músculos de la pelvis?
    Ciertos acontecimientos de la vida, como el embarazo, el parto y el tener sobrepeso, pueden debilitar los músculos de la pelvis. Por suerte, cuando esos músculos se debilitan, usted puede fortalecerlos otra vez.

    Los músculos del suelo de la pelvis son como otros músculos. El ejercicio los puede fortalecer de nuevo. Las mujeres que tienen problemas de control de la vejiga pueden recuperar el control con ejercicios para los músculos del suelo de la pelvis, que se llaman ejercicios de Kegel.
                                                                                                               Arriba
  27. ¿Qué músculos se deben ejercitar unos minutos al día?
    Ejercitar los músculos del suelo de la pelvis durante cinco minutos tres veces al día puede significar una gran diferencia en el control de la vejiga. El ejercicio fortalece los músculos que sostienen la vejiga y mantienen los otros órganos de la pelvis en su lugar.

    La pelvis es la parte del cuerpo que se encuentra entre los huesos de la cadera. El límite inferior de la pelvis es la parte que se encuentra entre las piernas y está formada por varias capas de músculos elásticos. Los músculos se adhieren a la parte anterior, posterior y lateral del hueso pélvico.

    Son principalmente dos músculos los que hacen el trabajo. El más grande se estira como si fuera una hamaca. El otro tiene forma triangular. Estos músculos evitan la salida involuntaria de orina y materia fecal.
                      
                                                                                                               Arriba

  28. ¿Cómo hacer los ejercicios para los músculos de la pelvis o ejercicios de Kegel?
    • Encuentre los músculos adecuados

    • No apriete otros músculos al mismo tiempo
    • Repítalos, pero no exagere
    • Haga los ejercicios por lo menos tres veces al día
    • Tenga paciencia
    • Apriete los músculos y aguante hasta después de estornudar - Ver más

                                                                                                               Arriba